Skip links
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

¿Cómo afecta fumar a la salud de nuestra piel?

Si lo que necesitas es un incentivo adicional para dejar de fumar, tenemos uno realmente bueno.

Todos sabemos que fumar perjudica nuestra salud, lo que muy pocos sabrán es que puede repercutir mucho en nuestra apariencia. Inhalar humo todos los días acaba notándose en nuestra piel, especialmente en la cara. ¿Cómo podemos identificarlo? La piel pierde lucidez, elasticidad, tornando a un color gris o amarillento, lo que hace que tengamos una apariencia pálida, un aspecto insano, con poros dilatados y sin brillo.

Si lo que acabas de leer no te gusta aún estás a tiempo de poder corregirlo ya que, si dejas de fumar, tu piel mejorará notablemente en muy poco tiempo. 

CONSECUENCIAS DE FUMAR QUE AFECTAN A TU PIEL:

  1. El mal aspecto que comentábamos con anterioridad se debe a una mala circulación sanguínea ocasionada por el tabaco. Los vasos sanguíneos en la piel se estrechan cuando fumas, formándose depósitos en ellos y dificultando la circulación, incluso cuando no se está fumando.
  2. El monóxido de carbono inhalado también impide que la sangre pueda transportar suficiente oxígeno. El suministro de nutrientes y oxígeno a la piel se ve gravemente alterado.
  3. Las fibras de colágeno de la piel, que son esenciales para ese aspecto juvenil, también se descomponen. Pierden elasticidad y fuerza, despidiéndonos de ese aspecto natural y saludable que pudiese tener nuestra piel.
  4. Incluso el propio humo del trabajo hace que se obstruyan los poros y dificulta la absorción de oxígeno.
  5. El PH de la piel cambia. Esto destruirá el manto ácido protector. La piel se vuelve más susceptible a las influencias externas.

Arrugas, signos de envejecimiento, manchas en la piel… son algunas de las causas visibles que comenzaremos a ver con el paso del tiempo en la piel de un fumador. Pero si con esto no estás convencido de dejar de fumar, aquí te dejamos algunas razones más:

  • Fumar asesina tus vitaminas. Con cada calada el cuerpo se llena de radicales libres que dañan y atacan las células de nuestra piel. Como resultado, el metabolismo consume hasta un 40% más de Vitamina C. Pero también necesitaremos un mayor número de vitamina A, D, E, B2, B6, B9 y B12. Así que nuestro consejo es prestar una mayor atención a una dieta rica en vitaminas.
  • Si fumas al sol tendrás una mayor posibilidad de arrugas. Los efectos del envejecimiento de la piel causados por la exposición solar son particularmente intensos en los fumadores. 
  • Si dejas de fumar mejorarás la circulación sanguínea, renovando la capa superior de tu piel y haciendo que luzca mejor. Otra forma de ayudar a mejorar esa circulación es el ejercicio físico

Dejar de fumar no revertirá el paso del tiempo en nuestra piel, pero si mejorará después de pocas semanas, ralentizando su envejecimiento y la piel se verá más sana y saludable.

AES253-82022

Suscríbete a nuestra newsletter