Skip links
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

¿Cómo me protejo del sol? Importancia de la fotoprotección

Nos encontramos inmersos en pleno verano, la estación del año donde más nos exponemos al sol. Por eso es muy importante concienciarse de que debemos protegernos correctamente.

Muchas veces no le damos toda la importancia que merece, pero ¿sabías que la piel es el órgano más grande del cuerpo? Además, al ser la primera capa es la más expuesta y, por lo tanto, la más dañada la gran mayoría de las veces. Es por eso por lo que su cuidado se transforma en algo fundamental, no solo para prevenir las hiperpigmentaciones (manchas), o el envejecimiento, sino para prevenir temas más serios, como el cáncer de piel.

La piel tiene mecanismos de protección naturales frente al sol, como la producción de melanina o la liberación de sustancias antioxidantes, pero en ocasiones no son suficientes. Por eso es fundamental tomar medidas durante todo el año. Aunque no seas consciente de manifestaciones visibles, la piel tiene memoria y va acumulando daño solar. Es por eso por lo que todos estos síntomas pueden surgir mucho tiempo después de haber dejado de exponerse a las radiaciones solares.

Aquí os dejamos algunos consejos para prevenir la aparición de arrugas, manchas y pérdida de firmeza y elasticidad de la piel (entre otros):

  • Los fotoprotectores cutáneos debemos aplicarlos en cantidad suficiente y tantas veces como sea necesario a lo largo del día para garantizar su efectividad.
  • Utiliza gafas, gorras, pantalones largos… la ropa es la mejor protección solar.
  • Cuídate durante todo el año, incluso en aquellos días en los que pensemos que no es necesario.
  • Los fotoprotectores solares caducan. Sus componentes se van deteriorando una vez abiertos, por eso es recomendable cambiarlos cada año y mantenerlos en lugares frescos en los meses de calor.
  • Aplícate protección cada 2-4 horas e intenta evitar la exposición solar prolongada entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde.
  • Utiliza un fotoprotector adecuado para tu piel, la época del año y el lugar en el que vayas a tomar el sol.
  • Cuida especialmente las partes más sensibles de tu piel, como pueden ser el cuello, los empeines o las orejas.
  • Aunque te encuentres debajo de una sombrilla es necesario protegerse del sol, ya que la arena refleja los rayos solares.
  • Una piel bronceada también necesita protegerse.
  • Tu alimentación es importante ya que puede ayudar a regular la producción de melanina en épocas de sobreexposición solar.
  • Tratamientos que ayuden a prevenir la aparición de arrugas o a mejorar la calidad de tu piel con tratamientos con Ácido Hialurónico, bioestimulación de colágeno o tratamientos antiarrugas con neuromoduladores.

Desde Merz Aesthetics recomendamos que para cualquier tratamiento estético siempre debes ponerte en manos de los mejores profesionales. En nuestro localizador de clínicas recomendadas podrás encontrar la tuya más cercana.

Recuerda que la protección solar es el pilar fundamental del tratamiento y prevención del envejecimiento cutáneo y cáncer de piel. Desde Merz Aesthetics te recomendamos que hagas especial atención al cuidado de tu piel, tengas la edad que tengas, ya que su cuidado no es una cuestión de edad.

AES254-82022

Suscríbete a nuestra newsletter