Skip links
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Piel más tensa gracias a la estimulación de colágeno

Cuando notas tus primeras arrugas en la piel comienzas a preguntarte el motivo de su aparición. Se debe a un proceso que ocurre a nivel profundo de la piel. Durante al menos 25 años ha ido soportando muchos factores externos (exposoma) y, sin embargo, siempre se ha regenerado y, a menudo, incluso se ha reparado. Por fuera, ella siempre estaba tensa, elástica y juvenil.

Así es como envejece la piel desde antes de cumplir la treintena

Incluso ya a los 20 o los 30 años, la piel ya no funciona al 100% de su rendimiento. La razón de esto es relativamente simple: las sustancias que siempre la han mantenido flexible son producidas cada vez en menor cantidad. 

En concreto la piel carece cada vez de más de fibras de colágeno y elastina. Estas dos sustancias son las que forman un marco estable pero también flexible que soporta las estructuras de la piel, y hacen que esté suave y sin arrugas. Tanto el colágeno como la elastina están formadas por un tipo muy especial de células que son los fibroblastos. 

Son las llamadas “fábricas de colágeno y elastina” de la piel y son estimuladas mecánicamente para multiplicarse. Esto mantiene la piel en equilibrio durante años hasta que comienza a debilitarse: las fibras de colágeno se descomponen gradualmente, lo que también hace que los fibroblastos se «debiliten». Es un círculo vicioso que sin embargo podemos romper.

Bioestimulación: estimulación de la piel desde el interior

Existen productos de relleno dérmico especiales como la Hidroxiapatita Cálcica, que pueden revitalizar la capacidad de la piel para regenerarse mediante la bioestimulación. Contienen diminutas microesferas hechas de hidroxiapatita de calcio. Este gel de relleno, una vez inyectado en la piel, simula la actividad de las fibras de colágeno y activa los fibroblastos para producir nuevas estructuras de la piel.

Este tratamiento siempre tiene que ser realizado por un médico estético especializado en un centro autorizado.

bioestimulacion facial

En resumen: la piel recuerda producir nuevamente las sustancias esenciales para una apariencia juvenil, se vuelve más bella de dentro afuera con sus propios medios. La estructura de colágeno tiene un efecto particularmente positivo en la firmeza y calidad de la piel y crea un efecto lifting natural que también redefine los contornos faciales.

El efecto dura incluso cuando el relleno se va

Si bien se forma una nueva red de colágeno y elastina frescos en las semanas y meses posteriores al tratamiento, las microesferas de relleno se descomponen de forma natural y el relleno ya no está y lo que permanece es ‘su efecto’. Lo que queda es un aspecto más joven y fresco de larga duración. El efecto dura hasta 12 meses o incluso más. Y si la piel vuelve a tener «problemas de memoria», es posible hacerle un recordatorio de nuevo.

Suscríbete a nuestra newsletter