Skip links
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Well-aging o cómo el concepto ‘antiedad’ pasó a la historia

La medicina estética ya no busca frenar el tiempo. Los tratamientos actuales tienen como objetivo que el paciente envejezca con armonía de la mano de la naturalidad. 

Conceptos como antiaging, antiedad o antienvejecimiento parecen hoy propios de otras épocas, mientras que otros como well-aging o pro-aging toman la delantera. Es decir, ya no se busca frenar por cualquier medio el paso de los años (ni que te digan eso de ¿Qué te has hecho?) sino abrazarlo y aceptarlo desde nuestra mejor versión. Un cambio de paradigma en el mundo de la belleza que se traduce en tratamientos de medicina estética poco invasivos y con resultados 100% naturales. 

Alcanzar la naturalidad

Uno de los aspectos clave del well-aging es la naturalidad. No se entiende el uno sin el otro. La medicina estética ha tomado buena nota de este tándem y, por eso, los tratamientos -sea cual sea la edad del paciente- son cada vez más naturales y se centran en potenciar la belleza individual. Entre ellos, destacan la aplicación de ácido hialurónico, así como los rellenos con hidroxiapatita cálcica. Con el primero la piel gana en hidratación, luz, elasticidad y tersura; mientras que el segundo ayuda a recuperar volumen y definir el contorno facial gracias a la estimulación de colágeno. Dos opciones perfectas para los pacientes que buscan un resultado natural, duradero y que despierte entre los demás la frase de ¡Qué bien estás!

Suscríbete a nuestra newsletter